Direcciones y Centros Culturales Universitarios

Descripción de la situación:

En el país hay 282 instituciones de educación superior prestando servicios académicos al público estudiantil, 94 de las cuales son universidades, es decir, que acreditan su desempeño en actividades de investigación científica y tecnológica, formación académica y desarrollo, y transmisión de conocimiento.De esta gran variedad de instituciones de educación superior, sólo el 49,6% (140), ofrece programas académicos de formación cultural. De esta oferta, 74,3% corresponde a instituciones privadas, lo cual indica que el sector oficial cubre apenas 25,7% de ella.

No obstante, la gran mayoría de instituciones de educación superior, y en particular las universidades, promueven una rica y variada actividad cultural a través de las oficinas de extensión cultural y de centros culturales, que articulan en muchos casos la oferta y promueven el desarrollo artístico y cultural al interior de sus sedes y responden a demandas del sector externo público y privado. El alcance, la cobertura y la proyección de las actividades que desarrollan las direcciones y centros culturales universitarios son bastante heterogéneos, pues los procesos de conformación y el apoyo institucional dependen de las políticas de cada.universidad y de los niveles de organización que los grupos que adelantan programas y actividades culturales sean capaces de lograr. Aunque se ha avanzado en la consolidación que la producción y oferta de servicios y bienes culturales se encuentran definidas como políticas inscritas dentro de los planes de desarrollo institucional.


Centros culturales universitarios


Dirección de Extensión Cultural:

Universidad de Antioquia. Dependencia adscrita a la Vicerrectoría de Extensión Universitaria, tiene la responsabilidad de asesorar, promover y coordinar el desarrollo de las políticas culturales institucionales.

Desde la década de los treintas, además de las prácticas profesionales y académicas, se comienza a identificar dentro de la Universidad un trabajo de extensión, que contribuye al enriquecimiento cultural, artístico y literario, tanto del público universitario como del público en general; se crean instancias que buscan un acercamiento de las distintas audiencias internas y externas a la universidad, los valores musicales, las artes representativas, la poesía, la literatura y la diversidad de las culturas, entre otros, tales como emisora cultural, extensión cultural, el Museo Universitario y Publicaciones. Con el paso de los años la extensión universitaria se ha consolidado en actividades permanentes e institucionalizadas y por ello la universidad cuenta actualmente con una infraestructura.Sistema de Comunicaciones, Sistema de Bibliotecas y un Sistema Universitario de Cultura. Una parte fundamental de éstos es la Red Informática de Extensión Universitaria, estructurada sobre una base de datos compartida que sirve de apoyo para la planeación, programación, ejecución y seguimiento de programas, así como también la página web, que da a conocer a usuarios externos la oferta cultural de la universidad. Actualmente, la Universidad ofrece servicios y bienes culturales a través de un Centro de Producción Audiovisual, dependencia administrativa del Sistema de Comunicaciones de la Universidad, conformado con el fin de investigar y desarrollar proyectos de televisión para mejorar la calidad de la educación formal y no formal, y ampliar frecuencias Cultural, Periódico de la Urbe, Revista de la Facultad de Arte, Códice, Boletín Científico y Cultural del Museo Universitario, teatro universitario con capacidad para 1.268 espectadores, dos salas de cine, 13 auditorios en su sede principal y 8 cineclubes, entre otros. La tales como el Club de Estudiantes Cantores, el Grupo de Teatro Bambalinas, Estudiantina y Grupo de Danzas Universidad de Antioquia, adscritos a la Dirección de Bienestar Universitario; el Coro de Cámara, la Banda Sinfónica Juvenil y la Banda de la Universidad de Antioquia -adscritos a la facultad de Arte- y el Grupo de Teatro El Coro, de la facultad de Medicina, Veterinaria y Zootecnia.

Centro Cultural Universidad de los Andes. El Centro Cultural de la Universidad de los Andes, dependencia adscrita a la Decanatura de Estudiantes y Bienestar Universitario, desarrolla actividades de difusión y promoción de cultura, enmarcadas básicamente en las áreas de cine, música, artes visuales y danza, para una población universitaria de 12.000 personas. Algunos de los programas con mayor trayectoria dentro de la Universidad son: Cineclub Linterna Mágica -en el auditorio Alberto Lleras-, con capacidad para 250 personas; Encuentros de cuenteros universitarios “Empalabrate”, que va por su sexta versión, y reúne, con el apoyo de otras universidades y de entidades públicas del orden nacional, durante una semana, a cientos de jóvenes cuenteros universitarios de varias regiones del país; y exposiciones itinerantes y permanentes que promueven la participación de jóvenes artistas del país y el dialogo con maestros de reconocida.trayectoria en el campo de las artes. El Centro publica semanalmente una agenda a través de la cual se divulga la programación de actividades. Además de los programas regulares, el Centro Cultural es el coordinador y la sede de la actividad del Coro Uniandes, fundado en 1961, ganador cuatro veces del Concurso Nacional de Coros Universitarios y organizador del Danza, creado en 1995.

Universidad Nacional. Unidad de Medios de Comunicación La Universidad Nacional de Colombia es una de las instituciones que brinda mayor oferta cultural y académica a los habitantes de las diferentes ciudades en las que funcionan sus sedes. Los teatros, museos, centros de investigación, instalaciones deportivas, y espacios para el debate académico ubicados en sus campus contribuyen a enriquecer el paisaje ambiental e intelectual de estas ciudades. En 1997, la Universidad Nacional de Colombia crea la Unidad de Medios de Comunicación, Unimedios, con el propósito de proyectar, a través de los medios de comunicación, lo que piensan e investigan los académicos. Surge con el objetivo de realizar de forma integrada las actividades y funciones relacionadas con los medios, y para ello estructura un proyecto y una política comunicativa de producción cultural, que busca contribuir, no sólo a cualificar los contenidos y a formar una opinión pública calificada, sino también a asumir compromisos con los derechos e intereses colectivos y con la construcción de una sociedad más justa e igualitaria. Son cuatro las dependencias que hacen parte de la Unidad de Medios de Comunicación: Programadora U.N. Radio, creada en 1991. Cuenta con las frecuencias 98,5 F.M. de Bogotá y 98,4 F.M. de Medellín. Programadora U.N. Televisión. en promover la televisión universitaria como alternativa cultural, creando proyectos de emisión nacional y regional. Posee una trayectoria de más de cinco años en la producción de series para el canal cultural -Señal Colombia; el canal regional de la zona andina -T.V. Andina; el canal local de Bogotá -Canal Capital; el Canal U. de.Antioquia; y, para la Asociación de Televisión Educativa Iberoamericana -Atei. Dos de sus producciones marcaron un hito en la televisión cultural colombiana: Historia Debida y Huso de Razón, éste último considerado el mejor programa de la franja de opinión durante dos años consecutivos. Especies, una serie documental de corte ecológico el Avance de la Ciencia, Acac, que le otorgó el Premio Nacional de Ciencia en la categoría de divulgación científica.

Oficina de Comunicaciones e Imagen Corporativa Centro de Convenciones “Alfonso López Pumarejo”. Cuenta con un auditorio para 400 espectadores, otro para 300 y cuatro salas de conferencias. Además del país U.N. Periódico, una publicación mensual, de circulación nacional, que se constituye medios de comunicación, la academia, la formación, la extensión y la investigación; y el Boletín U.N. Programa, informativo semanal, destinado a difundir la actividad académica y cultural que tiene lugar en el campus universitario, que puede ser consultado también en versión electrónica en la dirección http://unprograma.unal.edu.co.

Centro de Arte y Cultura. Universidad Jorge Tadeo Lozano El con el propósito de promover la participación interdisciplinaria en las diferentes dependencias de la Universidad, difundir experiencias formativas y creativas, rescatar valores artísticos y generar una programación de carácter cultural. El Centro de Arte y Cultura es un receptor y canalizador de propuestas y proyectos en diversos ámbitos de la producción cultural dentro de la Universidad, y un espacio de interlocución entre la comunidad universitaria y su entorno. Los programas del Centro se orientan especialmente hacia procesos de formación, promoción y difusión en las áreas de artes visuales, escénicas, música y artes plásticas. Como parte de sus actividades, el Centro adelanta proyectos especiales de gran proyección a nivel local y nacional, tales como el Festival Universitario de Danza Contemporánea -que va en su quinta versión- y el Festival Histórico y Cultural de Bogotá, que busca propiciar nuevas narrativas de la historia cultural de la ciudad. Dentro de la programación ofrecida para el público universitario y de la ciudad en general, se encuentran talleres, seminarios, conferencias, proyección de cine y video, ciclos de exposiciones, muestras de trabajos con excelencia académica y ciclos de egresados. La Universidad Jorge Tadeo Lozano cuenta, además, con una emisora HJUT 106,9, que mantiene una programación cultural con énfasis en la música clásica, y una agenda cultural que registra la oferta cultural en el país, incluyendo una sección de convocatorias y reseñas de eventos destacados, así como también la programación de y privados del país.


Casas de Cultura


Descripción de la situación: Puede hablarse de casas de cultura en Colombia a partir de los cuarentas, cuando aparecen las primeras en los municipios de Santa Rosa de Cabal en Risaralda y Jericó en Antioquía, como organizaciones no gubernamentales. Las primeras casas de cultura oficiales datan de la década de los sesenta. Con la aparición de Colcultura surge una institución del orden nacional que apoya las ya creadas y promueve la constitución de nuevas. La aparición en 1975 de la sección de centros y/o casas de la cultura fue determinante, ya que, además de posibilitar una mayor atención y asistencia, se elaboran materiales de apoyo y se propicia el intercambio de experiencias. Para el año de 1976 ya hay aproximadamente 300 casas de la cultura en el país. Hasta 1983, fecha en la que ya existían en el país más de 500 casas de cultura, Colcultura mantuvo una estrecha relación de apoyo, asesoría y seguimiento con estos centros. En 1966, en el contexto del desarrollo municipal y en la operatividad del Sistema Nacional de Cultura, apoya la realización de encuentros regionales y nacionales de directores de casas de cultura, eventos que contribuyen a consolidar la organización y la proyección de estos centros. En la actualidad, dentro del concepto “Casa de la Cultura” hay una variedad de figuras administrativas tales como: institutos, secretarías, oficinas de extensión y direcciones, que cumplen con las siguientes funciones en el nivel municipal: participar en la formulación, seguimiento y ejecución del Plan de Cultura, ejercer la Secretaría Técnica del Consejo de Cultura, articular, coordinar y ejecutar las políticas y programas de fortalecimiento institucional, y promover procesos y espacios de concertación.


Centros de referencias


Dirección de Etnocultura y Fomento Regional: La Dirección de Etnocultura y Fomento Regional, una de las siete direcciones nacionales del Ministerio de Cultura, es la encargada de apoyar el fortalecimiento institucional, la planeación participativa y de consolidar los procesos de descentralización para el sector cultural. A través de su trabajo contribuye a la consolidación de los consejos municipales, distritales y departamentales de Cultura, con el fin de garantizar su participación en el diseño de las políticas culturales; desarrolla herramientas metodológicas para apoyar el funcionamiento de las instituciones culturales dentro del Sistema Nacional de Cultura; contribuye a la consolidación de los fondos mixtos de cultura, con el propósito de potenciar los procesos culturales territoriales; promueve los procesos de investigación sobre la gestión cultural, con el fin de generar y difundir conocimiento sobre este tema; promueve la formación de agentes del nivel regional para el diseño y realización de procesos de investigación de gestión cultural, con el propósito de cualificar su gestión en el ámbito local; y trabaja por la promoción y difusión de las manifestaciones artísticas y culturales populares, con el fin de fortalecer los procesos de identidad nacional.

Grupo de Acción Regional:

Asesora a la Dirección en la formulación, diseño y ejecución de las políticas, planes y programas encaminados a fomentar la creación cultural y la descentralización de la gestión cultural. En este sentido, asesora y evalúa los procesos locales y regionales, promueve, organiza y realiza encuentros culturales en todo el país, apoya el fortalecimiento de los consejos municipales de cultura y las casas de la cultura, y consolida el Sinic (Sistema Nacional de Información Cultural), en el ámbito de las organizaciones regionales.

Grupo de Etnocultura:
Dota al Ministerio de Cultura de herramientas conceptuales y metodológicas para el diseño de estrategias de interrelación e interacción con los grupos étnicos, y para el fortalecimiento de espacios interculturales, haciendo posible el reconocimiento y respeto de la diversidad étnica y cultural de la Nación. De esta manera, cualifica la participación de los grupos étnicos en el Sistema Nacional de Cultura y concerta la inclusión de las políticas culturales en los planes de vida y planes de manejo, o en los proyectos colectivos. Este grupo lidera los procesos de articulación de las acciones intra e interinstitucionales del Estado con respecto a los grupos étnicos, y de éstos con respecto al Estado.

Grupo de Formación y Planeación Participativa:
Asesora a la Dirección en la formulación, diseño y ejecución de las estrategias de.capacitación, formación y profesionalización de los gestores culturales, mediante la realización de convenios interinstitucionales de formación, y la publicación de materiales escritos y audiovisuales. Así mismo, apoya procesos de planeación cultural regional, estimula procesos de fortalecimiento de la administración cultural en las regiones y asesora a las organizaciones comunitarias en la definición y realización de procesos formativos y de capacitación.


Asociaciones


Asociaciones departamentales de casas de cultura:
En la actualidad, de los 32 departamentos del país, 17 cuentan con asociaciones departamentales de casas de cultura. La mayoría de estas asociaciones adelantan planes de trabajo relacionados con la sensibilización de las autoridades políticas, y la conformación y consolidación de sistemas municipales de cultura para fortalecer el nivel organizativo e institucional de las casas de cultura, y por tanto su actividad y proyección hacia la comunidad.

Asociación de Casas de Cultura del Oriente Antioqueño, Adsocoa - Red Metropolitana de Casas de Cultura de Antioquia - Asociación de Casas de Cultura de Antioquia - Asociación Departamental de Casas de Cultura de Atlántico - Asociación Departamental de Casas de Cultura de Bolívar - Federación Cultural de Caldas - Asociación Departamental de Casas de Cultura de Casanare - Asociación Departamental de Casas de Cultura de Cesar, Asocecult - Asociación Departamental de Casas de Cultura de Cundinamarca, Asoncultura - Asociación Departamental de Casas de Cultura de la Sabana, Asocentro - Asociación Departamental de Casas de Cultura e Instituciones Municipales de Cultura de La Guajira - Asociación Departamental de Casas de Cultura de Huila, Asoccultura - Asociación de Directores de Casas de Cultura de los municipios del Magdalena - Asociación Departamental de Casas de Cultura del Meta - Asociación Departamental de Casas y Centros Culturales de Norte de Santander - Asociación Departamental de Casas de Cultura de Quindío - Asociación Departamental de Casas de Cultura de Risaralda - Asociación Departamental de Casas de Cultura de Santander, Acculsander - Federación Departamental de Casas de Cultura del Valle del Cauca, Fedeculvalle


Principales casas de cultura


Las experiencias de casas de cultura con reconocidos niveles de gestión, organización, planificación y apropiación social, son muchas en el país. A manera de ejemplo, pueden mencionarse, entre otras, las siguientes:

Casa de la Cultura Alberto Lleras Camargo del municipio de Chía, en el departamento de Cundinamarca; en el departamento del Atlántico, la Casa de la Cultura del municipio de Luruaco; en el departamento de Antioquia, la Casa de la Cultura Cerro del Angel, en el municipio de Bello; la Casa de la Cultura de Puerto Rico (departamento de Caquetá); la Casa de la Cultura de San Vicente de Chucurí (departamento de Santander); la Casa de la Cultura Raúl Gómez Jattin, de Cereté (departamento de Córdoba); Casa de la Cultura de Sevilla, Valle; y Centro Cultural Universitario en Cerrito (departamento del Valle), entre otros.

El Ministerio de Cultura ha promovido la construcción, dotación y consolidación de centros culturales a través del Programa Nacional de Infraestructura La Casa Grande, el cual fue seleccionado en la XVII Bienal Colombiana de Arquitectura 2000, como modelo de gestión de proyectos arquitectónicos. A través de este programa nacional se tiene presencia en más de 19 departamentos del país, y entre las obras.adelantadas se destacan:

Cartagena de Indias, (departamento de Bolívar), centro cultural “Las Palmeras”. Ubicado en la comuna suroriental de la ciudad, zona habitada por una amplia población de bajos recursos, ha sido apropiado de tal modo por la comunidad que se ha constituido en una de las entidades que promueve la mayor actividad cultural popular de la ciudad.

Bosconia (departamento del Cesar), Centro Cultural de Bosconia. En una importante ciudad comercial, caracterizada por ser un cruce de caminos y de culturas, se construyó el centro cultural, que cuenta con emisora comunitaria y museo. Se pueden destacar las práctica y enseñanza de la música popular.

Providencia (departamento de San Andrés), Escuela de Música “Tom Silaya”. Este centro a través de la formación de niños y adultos, con énfasis en la preservación de los ritmos locales. Incluye estudio de grabación.


Marsella (departamento de Risaralda), Centro Cultural de Marsella. Recoge el espíritu de la casa de la cultura municipal, que desde su fundación en los inicios de los setentas, desarrolla con grandes esfuerzos una intensa e importante labor cultural.


Cereté (departamento de Córdoba), Centro Cultural Raúl Gómez Jattin. Gracias a los esfuerzos sostenidos de la administración municipal, este centro cultural recupera el edificio sitio de encuentro de los habitantes. Con una pulcra y excelente administración, el Centro aúna esfuerzos para consolidar procesos de desarrollo cultural que incidan en la vida del municipio y la región.


Chiquinquirá (departamento de Boyacá), Parque Cultural y Recreativo Rómulo Rozo..El del ferrocarril (monumento nacional), complementado con áreas deportivas y zonas recreativas. El centro cultural contiene biblioteca pública, museo de artes y tradiciones populares, auditorio, sala de vídeo, emisora comunitaria, cafetería, almacén de venta de artesanías y librería.

Girardot (departamento de Cundinamarca). El edificio de la antigua estación del ferrocarril, declarado monumento nacional, es la sede de la nueva casa de la cultura. Forma parte de un gran proyecto de recuperación del espacio público adelantado por la gobernación, denominado “Girardot Vuelve al Río”, con el cual se pretende el rescate de los sitios más representativos de la ciudad.


Centros de investigación y/o formación


La gestión cultural es un campo de trabajo que se ha ido consolidando en las dos últimas que está adquiriendo poco a poco el reconocimiento social y consolidando una comunidad académica y profesional que reflexione sobre su quehacer, oriente sus rumbos futuros y plantee problemas, no sólo a las concepciones de gestión, cultura y desarrollo social, sino también a las prácticas pedagógicas para alcanzar tales propósitos.

El desarrollo de procesos formativos se ha ido desenvolviendo desde los programas de educación no formal, a través de diplomados, cursos y seminarios, y en el campo de la educación formal, mediante la oferta de estudios de postgrado (especializaciones y maestrías). No existe oferta a nivel de pregrado.

En los últimos diez años, la oferta de programas de formación se ha ido incrementando sustancialmente; para el año 2000 existían en todo el país 22 programas, entre diplomados, carreras tecnológicas, maestrías y especializaciones. Aunque la oferta es muy variable debido a la demanda que tiene estos programas, para Barranquilla, Medellín, Manizales y Bucaramanga.

Para buena parte de estos programas, la dimensión social de la cultura está basada en el supuesto que considera que el acceso y la producción de bienes y prácticas culturales transforman la vida social, en tanto producen condiciones favorables para la implementación de planes de convivencia pacífica, desarrollo social.y progreso comunitario. Se asocia entonces la cultura a las expresiones más elevadas del espíritu de las comunidades humanas y su dimensión social como una condición para alcanzar ciertos niveles de desarrollo social.

Otros dan marco a los análisis y procesos de formación de identidad y a su tematización en los programas de gestión cultural, desde las tendencias de diversidad cultural. Más que una definición última de identidad, se busca convertir este tema como un asunto importante para la formación de gestores y para la dimensión social de la gestión cultural que interrogue sus concepciones y, desde ahí, sus condiciones de posibilidad, en el esfuerzo de transformar la vida social y política de las regiones y localidades del país.

Finalmente, otros programas de formación enfatizan la relación existente entre: la gerencia cultural y la formulación de proyectos de desarrollo cultural. La importancia creciente que se le asigna a la gerencia cultural y a la formulación de proyectos de desarrollo cultural, obedece al afianzamiento de los mercados culturales en así se encargan de sensibilizar a la población en torno a la oferta de bienes y servicios culturales y, en otros, hacia la preservación del patrimonio y de los bienes culturales tradicionales.


Fotografía


Descripción de la situación: En fotográficos, es un fenómeno relativamente reciente, al cual le anteceden varias actividades realizadas por diversas entidades públicas y privadas.


En Nacional de Artistas, mismo año en el que el Museo de Arte Moderno de Bogotá presentó una retrospectiva del fotógrafo colombiano Hernán Díaz. En 1976 se realiza una exhibición sobre el reportero gráfico Carlos Caicedo, que ilustra sobre valores de la fotografía más allá de la simple ilustración periodística. En 1981 la Biblioteca Pública Piloto de Medellín realizó la exposición “Cien años de fotografía en Antioquia”, localizó y adquirió el archivo de Benjamín de la Calle y mediante convenio con la Fundación Antioqueña para los Estudios Sociales (Faes) creó el Centro de Memoria Visual de Medellín.

Luego, en 1983, el Museo de Arte Moderno de Bogotá efectuó la exposición “Historia de visión totalizadora de la historia fotográfica en el país”. Eduardo Serrano, curador de la exposición, publicó a la vez un libro con el mismo título, que se convirtió en modelo.para empresas y tareas similares. A partir de esos antecedentes, y gracias al apoyo e interés del Banco de la República, se produjo todo un proceso de rescate, conservación y difusión de archivos fotográficos regionales y locales.

En lo que respecta a la producción y campos laborales, en las dos décadas pasadas, bajo la fuerza de las circunstancias y los acontecimientos nacionales, la reportería gráfica cobra nuevas dimensiones, no sólo por la calidad de su trabajo, sino porque elabora una fotografía que revela imágenes inéditas y comprometidas con la realidad nacional; por otra parte, la industria editorial, con publicaciones de gran formato y en temas especializados, abre un campo de trabajo para fotógrafos especializados en arquitectura, paisaje, fauna y flora, objetos, y gente, entre otros temas.


Con relación a la organización del sector es poco lo que se avanza y, aunque han surgido a lo largo de varias décadas asociaciones o entidades que intentan agrupar a los fotógrafos y propiciar condiciones más favorables para su ejercicio, éstos han sido intentos fugaces que no se logran consolidar. Algunas de estas agrupaciones han enfatizado en la difusión y por ello su trabajo se centró en la edición de revistas o medios impresos especializados; otras han fomentado la creación de espacios de discusión y debate, así como de exhibición.

Entre con el respaldo de entidades públicas y privadas realiza muestras de fotógrafos colombianos y reportería gráfica, entre otras actividades, en diversos espacios.públicos de la capital de la República; y el Centro de la Fotografía, entidad privada sin ánimo de lucro, que surge como una iniciativa de un grupo de fotógrafos colombianos, con el objeto de realizar investigación, promoción del trabajo en diversos campos e intercambio de experiencias y proyectos personales con otras organizaciones culturales, tanto nacionales como internacionales.


Centros de referencia del sector


Centro de Memoria Visual de Medellín: Creado de Medellín de un millón de materiales entre retratos, temas de arquitectura y desarrollo urbano, industria, comercio, ingeniería, modas, religión, deportes, paisaje colombiano y personajes.

En con donaciones hechas por particulares, y luego con la llegada del Fondo Melitón Rodríguez, con el cual se define esta sección como uno de los principales programas continuos de la entidad, en su propósito de conservación de patrimonio.

En los últimos cinco años su desarrollo ha sido sorprendente y ha sobrepasado todas nuestras expectativas. 32 fotógrafos y/o fondos conforman hoy el acervo, con materiales que vienen desde el primer daguerrotipo que se conserva (el retrato de doña Froilana Sáenz de Lince, hecho en Rionegro por el fotógrafo alemán Emilio Herbrüger en 1849), hasta la producción actual de algunos de los más destacados fotógrafos activos.

Este archivo es ahora calificado como uno de los mayores en volumen en América Latina, pues posee cerca de 1.100.000 piezas entre negativos y positivos, e incluye daguerrotipos, ambrotipos, ferrotipos, colodiones, placas secas, negativos flexibles, tarjetas de visita, tarjetas de álbum, tarjetas estereoscópicas, postales, fotografías en papel y diapositivas.

Además de prestar los servicios propios de un archivo especializado, brinda labores de divulgación por medio de libros, plegables, seminarios y conferencias, exposiciones nacionales e internacionales, y discos compactos. En 2001, el Archivo formará parte principal del Fondo Visual de Colombia en las páginas de la Unesco en Internet, donde se situará un millar de fotografías sobre un siglo de arquitectura en el país.

Fundación Fototeca Historia de Cartagena

Fundada en 1986 con el objeto de coleccionar, conservar, restaurar y divulgar la historia gráfica de la ciudad de Cartagena, hoy en día se constituye como uno de los centros de referencia en el campo de la conservación, difusión y promoción de la fotografía.

Inicialmente contó con la obtención del archivo de los hermanos Jaspe, de la Compañía Scadta, de archivos familiares y de colecciones de fotógrafos de moda de la época. Actualmente alberga en la casa del Marqués de Valdehoyos en la ciudad de Cartagena, su sede, más de cinco mil negativos clasificados en temas tales como: acontecimientos, visita de personajes, transporte, deportes, arquitectura, instituciones, plazas, calles y monumentos, entre otros.

En el cumplimiento de sus objetivos, la Fototeca ha realizado innumerables actividades pedagógicas, que comprenden exposiciones tales como: “Cartagena un siglo y económicos de la urbe; “Visitantes ilustres”, “Cartagena ayer y hoy”, “Evolución de plazas centro histórico” y la participación en simposios y eventos académicos.

Además de prestar los servicios propios de un archivo especializado, la experiencia de la Fototeca ha sido puesta al servicio de otras ciudades de la región, dictando talleres sobre procesos de conservación y catalogación del material fotográfico, prestando asesoría en el manejo de materiales, proporcionando material fotográfico a entidades nacionales e internacionales, tales como la BBC de Londres, el ABC de Nueva York, y la National Geographic, entre otras.


Pioneros de la fotografía


Melitón Rodríguez:Nació en 1875 y falleció en 1942 en Medellín. Fue uno de los primeros fotógrafos colombianos que registró con su cámara obras públicas, talleres de artesanos, grupos de médicos y transformaciones urbanísticas, entre otros temas.

Luis B. Ramos: Nació en Guasca, Cundinamarca, en 1899. Estudió en la Escuela de Bellas Artes de Bogotá en 1918, y pintura y fotografía en París. Pintor de retratos, paisajes y escenas de costumbres, trabajó como reportero gráfico e ilustró con sus fotos algunos libros, periódicos y revistas nacionales, como El Tiempo, Cromos, El Espectador, El Gráfico.y Estampa, entre otros, cubriendo varios temas como orfebrería precolombina, arquitectura colonial, series de campesinos, obreros, artesanos, agricultores, peones, vendedores de periódicos, de plazas de mercado y otros personajes urbanos. Murió en Bogotá en 1955.

Leo Matiz: Nació donde fue director de fotografía de varias películas; hizo portadas para Selecciones, y trabajó en Life, Look y Harper´s Bazaar, así como también para las más destacadas publicaciones colombianas. En 1952 abrió la primera galería de arte que tuvo Bogotá. Sus temas de trabajo eran variados: desde las grandes salas hasta habitaciones humildes, campesinos, temas de folclore, paisajes, industria, ferias, grandes personajes, entre otros.

Carlos Caicedo: Nació en Cáqueza en 1929. Agudo y perceptivo reportero gráfico, que se inició como ayudante en un estudio fotográfico en Bogotá; después fue asistente de luces y luego se vinculó a periódicos como El Siglo, la Revista Semana, El Espectador y El Tiempo, donde trabajó 35 años. Su trabajo enfatizó en el registro de ambientes callejeros, retratando cafés, calles, mercados, iglesias y la gente en general.

Manuel H: Autodidacta, se inició como fotógrafo a través de la reportería taurina a comienzos de 1945. Sus testimonios gráficos del 9 de Abril registran el levantamiento popular iniciado tras la muerte del líder político Jorge Eliécer Gaitán. Trabajó con el periódico El Tiempo desde 1950 hasta 1992, y fue fotógrafo oficial de algunos ex presidentes. Fue el fundador del Circulo de Reporteros Gráficos en 1950 y promotor de la primera cooperativa de fotógrafos en el país. Su archivo, verdadero patrimonio nacional, contiene más de 500 mil negativos en blanco y negro, y 130 mil en color.

Sady González: Trabajó en reportería gráfica con Carlos Martínez. Posteriormente montó la primera empresa independiente de reportería gráfica en el país, con la cual recorrió y registró un publicadas y El Siglo, entre otros.

Nereo López: Nació en Cartagena en 1920. Trabajó como administrador general de la compañía Cine Colombia en la ciudad de Barrancabermeja, donde registra la actividad de ese puerto; fue director de fotografía y protagonistas del documental “Langosta azul”, realizado por el denominado “Grupo de Barranquilla”, del cual hacían parte, entre otros intelectuales Su y en museos a nivel nacional e internacional.


Hernán Díaz: Nació en 1931 y estudió en Estados Unidos y Francia. Sus trabajos han aparecido en Life y Time, así como en los principales medios impresos del país. En los sesentas fundó Memorabilia, la primera tienda - galería para fotógrafos en el país. Ha publicado numerosos libros; el primero de ellos en 1963, titulado seis artistas colombianos, con la crítica de arte Marta Traba. Su obra ha sido exhibida en Colombia y en el exterior, y ha recibido numerosos premios, condecoraciones y distinciones.

Abdul Eljaiek: Nació en 1933. En los cincuentas realizó varios documentales para la televisión nacional y algunos para la BBC de Londres. Ha expuesto a nivel nacional e internacional y colaborado en los medios impresos más importantes del país. Su mayor aporte ha sido en campo de la fotografía ecológica.


Radio Ciudadana


Descripción de la situación actual
: El promoción cultural, de los pueblos indígenas y de interés público, dentro de las cuales se encuentra la Radiodifusora Nacional. La radio ciudadana es un elemento clave en el proceso de democratización y descentralización de las comunicaciones en el país, pues debido a su naturaleza tiene por apropiando desde lo local, de forma creativa, competitiva y eficiente el uso de medios masivos de comunicación. La radiodifusión comunitaria es un servicio público sin ánimo de lucro, considerada como una actividad de telecomunicaciones a cargo del Estado, quien lo presta en gestión indirecta, a través de las comunidades organizadas y debidamente constituidas. Estas emisoras están orientadas a producir programas de interés social para los diferentes sectores de la sociedad, con el objeto de propiciar su desarrollo socioeconómico y cultural. Desde su nacimiento jurídico en 1995, en un contexto de inexperiencia general, las 563 emisoras comunitarias han trasegado por diversas etapas, entre las que se destacan la competencia legal por licencias, legalización y montaje de equipos, y la construcción de proyectos comunicativos, entre otros. Luego de siete años de creadas, un gran porcentaje de las emisoras comunitarias sufre dificultades económicas; tienen debilidades en la calidad de las programaciones debido a la falta de conocimiento sobre audiencias y procesos de producción radial, y no poseen proyectos comunicativos comunitarios sólidos. No obstante, existen experiencias consolidadas de radios con características comunitarias de gran potencia y vitalidad, que encarnan estos medios como alternativas para la democracia y para la expresión de la diversidad. Las emisoras de promoción cultural son aquellas que, independientemente de su carácter como estatales o privadas, hacen de las diversas expresiones de la cultura la materia privilegiada de su proyecto comunicativo. Dentro de este grupo, de 25 emisoras aproximadamente, se ubican varias emisoras comerciales y la mayoría de.las emisoras universitarias (algunas de ellas dependientes del sector público), las cuales han adelantado procesos de comunicación regional, que cubren desde la experimentación con lenguajes radiales hasta la divulgación crítica y cualificada de múltiples problemáticas sociales contemporáneas. El panorama de aproximaciones y lenguajes de las emisoras de promoción cultural es bastante heterogéneo; va desde el privilegio a las formas artísticas hasta incursiones relevantes refieren a la poca sostenibilidad económica que poseen y a la desigualdad frente a cadenas radiales comerciales, que no hacen de la producción cultural una materia prima de reflexión. Las emisoras de los pueblos indígenas nacen como parte del proyecto ”Comunidad: Señal de Cultura y Diversidad” del Ministerio de Comunicaciones, que tiene por objetivo la puesta en marcha de emisoras para un cubrimiento de 90% de los pueblos indígenas de Colombia. El Ministerio de Cultura apoya este proyecto a través del desarrollo de actividades relativas a la formación en producción y programación radial. Actualmente, y pese a las limitaciones identificadas por entidades públicas y.organizaciones civiles, se considera que las radios ciudadanas dan por primera vez acceso a distintos grupos y sectores, para que hablen de forma no mediatizada, por sus propias voces y a partir de sus propias estéticas e intereses, en un medio masivo de comunicación.


Centros de referencia del sector


Dirección General de Comunicación Social. Ministerio de Comunicaciones: Se creó en 1990 con el propósito de promover el papel y la efectiva contribución de la comunicación en el desarrollo social, económico y cultural del país, y de los diferentes grupos humanos que lo conforman. Para el cumplimiento de su misión, la Dirección General de Comunicación Social diseña, elabora y coordina la formulación de políticas nacionales de comunicación social, región; propicia y coadyuva en la incorporación de políticas y estrategias de comunicación y el uso de servicios de telecomunicaciones en los planes, programas y proyectos sectoriales, de modo que se dinamice la participación de las comunidades en la solución de sus problemas, su integración al desarrollo social y económico del país y su expresión cultural; promueve el desarrollo de procesos de estudio, divulgación, monitoreo y evaluación de las estrategias de comunicación social. De igual manera, esta dirección ofrece, sin ánimo de lucro ni comercialización, el servicio de Radioaficionados y el de Banda Ciudadana; el servicio comunitario de telecomunicaciones -que mediante autorizaciones oficiales permite el establecimiento de estaciones operadoras; y los servicios de auxiliares de ayuda con repetidoras comunitarias, que proporcionan la capacidad completa para la operación y prestación de los servicios auxiliares de ayuda para una comunidad municipal.

Unidad de Radio. Ministerio de Cultura: La Unidad de Radio forma parte de la Dirección de Comunicaciones, y es el área encargada de favorecer, a través de un proyecto global de formación, gestión, producción y difusión de productos y procesos culturales, la consolidación de las emisoras ciudadanas como espacios para construir proyectos colectivos basados en el respeto a la diferencia. La Unidad de Radio apoya el desarrollo del objeto social de las emisoras ciudadanas, la participación de las comunidades en la producción, y la organización y asociación de las radios comunitarias. El proyecto de la Unidad de Radio entiende la comunicación como una forma de interacción que propicia el proceso de intercambio cultural entre distintos actores y sectores sociales, y la radio como medio masivo que participa en la creación y recreación de diferentes versiones de realidad. En este sentido, la Unidad concibe su intervención como parte de la función estatal de promover mecanismos reales y eficientes, y fortalecer la democratización y participación ciudadana. Es por ello que desarrolla actividades en el campo de la formación, producción, asesoría e investigación. En la formación ofrece, en la modalidad no formal, talleres básicos que los sectores interesados en la comunicación radial realicen programas que discutan la problemática de sus comunidades y los diferentes actores sociales, en sus términos y con sus propias voces. Para apoyar estos procesos, la Unidad ha producido materiales didácticos que complementan el programa de formación. Desde a distintos públicos, como pueden ser los de las radios comunitarias, las emisoras universitarias, de promoción cultural, comerciales, indígenas e incluso escolares. Algunos ejemplos relevantes del tipo de producciones que realiza son las dos colecciones “¡Que suene la radio! 1”, distribuida en 1998, que consiste en 42 programas dirigidos a públicos juveniles y “¡Que suene la radio! 2”, distribuida desde el año 2000, que consta de 100 discos compactos con 143 programas para públicos.adultos. En ambas instancias, los programas versan sobre cine, antropología, literatura, música, historia y ciencia; así mismo, la serie “Músicas colombianas”, de 120 programas, que se transmitió en el año 2001 en 25 emisoras de promoción cultural. En 2001, el énfasis del área de producción de la Unidad de Radio se volcó hacia la conformación de la primera Escuela - Taller de Producción Radial, con el fin último de conformar un equipo de jóvenes realizadores de varias regiones del país. Con miras a fortalecer esta línea de trabajo y responder de una manera más eficaz, cuantitativa y cualitativamente a las experiencias regionales, la Unidad de Radio ha iniciado un proyecto de Centro de Producción, Investigación y Formación Sonora. En el campo de la investigación, la Unidad promueve, a nivel nacional y regional, la discusión en torno a los temas de comunicación, radio y cultura, papel de la comunicación y la radio desde el Estado y sus repercusiones sociales, entre otros. La Unidad también brinda asesorías a estudiantes y grupos de producción sobre proyectos de producción radial, gestión de éstos y sobre montaje y gestión de emisoras.


Órganos asesores


Consejo de Área de Medios Comunitarios y Ciudadanos: Este.del Ministerio de Cultura, en la cual reconoce los medios de comunicación ciudadanos y a lo establecido en la Ley General de Cultura. El Consejo, conformado por tres representantes de los medios comunitarios y ciudadanos: radio, prensa, televisión -el primero elegido por su sector y los dos restantes designados por el Ministro, en tanto se realiza el proceso de consulta similar al adelantado por radio-, tiene como función apoyar y asesorar al Ministerio de Cultura en la formulación de políticas que guíen las relaciones entre el Estado y los medios de comunicación de la comunidad que representa.


Asociaciones y redes


Corporación Andares Ida y Vuelta: La Corporación Andares es de carácter nacional y reúne 20 organizaciones y varios profesionales, que laboran en la construcción de proyectos que apuntan al desarrollo local en diferentes zonas del país. Las áreas más fortalecidas por el carácter mismo de las entidades y las personas que hacen parte de los proyectos locales son: radio y televisión comunitaria, arte y cultura, formación y capacitación, y medio ambiente. El propósito de Andares Ida y Vuelta es contribuir a mejorar las condiciones de la vida en Colombia, especialmente de los colectivos locales comprometidos en la construcción de país, a través de la dinamización de procesos de cultura, desde una perspectiva comunicacional. Por ello, adelanta proyectos de comunicación, de recuperación de la identidad cultural y artísticos, que buscan el mismo horizonte del desarrollo local. Algunos de sus miembros cuentan con más de diez años de experiencia en el acompañamiento televisión en diferentes puntos del país, y en producción de televisión documental, sistematización y evaluación de procesos comunitarios comunicacionales. Emisoras Radiodifusora Nacional de Colombia Creada en 1940, es potencialmente el sistema radial público de mayor cobertura geográfica. En la actualidad consta de cuatro frecuencias -una en AM, dos en FM y.una en Onda Corta (SW)-, de las cuales, por virtud de la Ley General de Cultura, le corresponde al Ministerio de Cultura un mínimo de 10 horas de programación. Cada frecuencia ostenta énfasis diferentes de acuerdo con las audiencias proyectadas. La frecuencia AM se identifica dentro del perfil de lo tradicional y responde a una orientación popular con énfasis en la difusión de contenidos educativos formales, los cuales ocupan una franja considerable de la programación con el bachillerato por radio y la divulgación del patrimonio cultural. De las frecuencias FM, la de cobertura nacional, conocida con el nombre de Emisora Clásica, cuenta con una programación que cubre las 24 horas, durante las cuales se transmiten espacios musicales de corte clásico; y la de Frecuencia Joven, de emisión restringida a Bogotá, transmite las 24 horas del día y se caracteriza por una programación que hace hincapié en los géneros musicales de consumo entre los estratos estudiantiles. La frecuencia en SW onda corta tiene como objeto primordial la promoción del patrimonio cultural colombiano a nivel mundial.

U.N. Radio: La radio es uno de los principales lenguajes de expresión que utiliza la Unidad de Medios de la Universidad Nacional de Colombia. En las frecuencias 98,5 FM de Bogotá y 98,4 FM de Medellín ha abierto un espacio cultural y académico y un diálogo vivo y permanente con la comunidad. Como productora, U.N. Radio trabaja conjuntamente con las distintas dependencias de la Universidad, para abordar y buscar soluciones a problemáticas sociales de distintas poblaciones, lo cual se traduce en proyectos radiales sustentados en la investigación, el conocimiento, la voz autorizada y un marcado carácter pedagógico con un lenguaje radial dinámico. Su programación expresa la diversidad y la pluralidad de opiniones y conceptos, que propicia la academia sobre temas de la vida regional, nacional e internacional, que contribuyen a comprender aspectos de la ciencia, el arte, la política y la cultura, y a tener una visión clara y constructiva de país. Desde diverso como el país que expresa. Sus oyentes la han catalogado como “una herramienta para hacer cultura y sociedad”, “una ganancia de aprendizaje para el oyente medio, que a.económicos y culturales” y “una radio que ha hecho grandes aportes a la reflexión de los medios y ha contribuido a trazar nuevos horizontes para las comunicaciones en el desarrollo del país”, entre otras opiniones.

Juventud Estéreo: Es 1992, cuando un grupo de jóvenes, al calor de la Nueva Constitución, se organizó para hacer uso de mecanismos legales que le permitieran a las nuevas generaciones la participación en los asuntos que le conciernen y en las instituciones que tienen a su cargo la protección, educación y promoción de las juventudes. La organización social Juventud por el Guaviare obtuvo reconocimiento legal en 1995, año en que se presentó a la licitación del Ministerio de Comunicaciones para concesión del servicio de radiodifusión sonora comunitaria. En mayo de 1998 inició sus emisiones, en principio sólo durante dos horas diarias, jornada que se fue ampliando gradualmente. Actualmente opera durante 18 horas todos los días. En la programación tienen espacio grupos de jóvenes, niños, escolares, docentes, de ecología, cultura y personas con discapacidad, así como instituciones del orden municipal y departamental, tales como la Contraloría, la Alcaldía y la Oficina de Participación Comunitaria. Se trabaja en diferentes formatos como musicales, informativos, magazines, radioforos, humorísticos, entre otros. Al frente de la emisora se encuentra una Junta Directiva, que es la que orienta el desarrollo de la misma, elegida en Asamblea General de la Organización. Cuenta con un director, una secretaria, un productor y doce jóvenes de planta. El equipo humano se compone de estudiantes de secundaria, que en su mayoría están vinculados a la emisora desde tres perspectivas: el uso creativo del tiempo libre; capacitación (aprender - haciendo); y fuente de acceso a recursos para ayuda en sus propios estudios, lo que tiene un gran significado en esta región, donde los jóvenes no tienen las mejores oportunidades y por el contrario viven acosados por los actores del conflicto armado o por el cultivo predominante de coca.

Emisora Comunitaria San Vicente de Chucurí Estéreo: La Emisora Comunitaria San Vicente Estéreo es una organización sin ánimo de lucro, que desde la comunicación radial abre espacios de participación a la ciudadanía, dinamizando de esta manera el fortalecimiento de los valores humanos, culturales, educativos, ambiéntales y organizativos, y construyendo comunidad y región como parte fundamental para la creación de una cultura de paz y de desarrollo integral.sostenible. Como proyecto radiofónico, la propuesta hace énfasis en la construcción de una programación que basa sus principios en la generación de una mejor imagen para el municipio; en la construcción de una identidad cultural que rescate, promueva y dignifique aquellos valores culturales y artísticos que se encuentren inmersos en la cotidianidad del lugar; una programación que reivindique el derecho al uso de la palabra, como instancia para acceder a los espacios decisorios en la construcción de los planes de desarrollo. La Emisora Comunitaria San Vicente Estéreo se ha fortalecido para la comunidad desde sus propuestas, y desde la manera como se ha involucrado en la construcción de un lenguaje propio, que la identifica frente a otros espacios que salen de su contexto. Todo esto gracias a un trabajo organizado que ha permitido el posicionamiento y la región, en capacitación y consolidación de experiencias. Entre las experiencias que se pueden mencionar, se hace honor a la manera como la Emisora comunicación, que se han involucrado en las instituciones educativas del municipio; este proceso apenas se está alimentando y fortaleciendo, con el apoyo de los docentes y de los jóvenes que están interesados en hacer del espacio escolar un medio comunicativo y formador de lideres juveniles.

Radio Rumbo Estéreo: Radio Rumbo Estéreo, 107,4 FM, es una emisora comunitaria que inicia labores en 1998, con el objeto de contribuir con el desarrollo de las comunidades, por medio de una programación, con la participación de muchas voces y ciudadanos, que han visto en la emisora un puente entre ellos y los diferentes entes públicos y privados. Radio Rumbo ha desarrollado el proyecto de reporteros comunitarios con los habitantes de los diferentes sectores; tras haber ofrecido capacitación, encargó a un grupo de ciudadanos la misión de contarle al resto de la ciudad urbana y rural, el acontecer diario de sus comunas. Esta labor ha sido galardonada, junto con el resto de programación, con el segundo puesto del Premio Procomun - Luis Carlos Galán Sarmiento, otorgada en septiembre de 1999 como emisora radiodifusora que contribuye al desarrollo social. Hoy, Radio Rumbo Estéreo cuenta con una programación semanal, con programas que van desde el rescate de los valores populares, pasando por el magazín informativo, manejando programas de salud, niñez y juventud. Esta que la agenda informativa de Radio Rumbo sea poco a poco una propuesta para la ciudadanía, para que fortalezca procesos sociales que vayan más allá de la simple información y manejo de temas con la opción pública, y se permitan generar procesos cívicos que alcancen su verdadero desarrollo, y que contribuya a la reconstrucción de la Soacha de todos.

Emisora Comunitaria San Juan de Girón: Creada en 1998 por la Asociación de Comunicación Comunitaria Emisora San Juan de Girón, desde sus inicios se ha caracterizado por su programación cultural, entre la que se cuenta un programa diario de música colombiana y dos espacios para la comunidad -donde los habitantes del municipio presentan sus necesidades, sus opiniones y ofrecen sus servicios. También, diariamente se informa acerca de las actividades fundamentales de los municipios y veredas cercanas. Semanalmente se tienen programas sociales: para las personas que están en las cárceles, para los estudiantes (programa realizado por los mismos estudiantes), para los padres de familia. La emisora ha servido de escuela para muchos jóvenes que se interesan por los medios de comunicación y para que la gente se exprese y participe activamente en la construcción de su municipio.
Comentarios
Debe estar registrado para poder comentar: Deseo registrarme